Lucha


lucha

 

Siempre había querido formar parte del grupo de baile del barrio, cuando podía iba al gimnasio donde entrenaban para poder ver como lo hacían, y aprovechaba para intentar imitar los pasos que hacían.

Claudia practicaba por su cuenta, iba aprendiendo cada vez más pasos, y la verdad es que creaba unas coreografías impresionantes. Le dedicaba un montón de horas cada día. Ella les pedía a sus padres que la apuntaran a ese gimnasio para juntarse a ese grupo. No obstante, sus padres  no tenían los recursos suficientes para poder pagarlo. Pero Claudia no se rendía y seguía practicando por su propia cuenta, su gimnasio era su pequeña habitación, o el parque de delante de casa, para ella era más que suficiente para disfrutar de lo que más le gustaba que era bailar.

En marzo se organizó un concurso de baile en el barrio, y la inscripción costaba unos cincuenta euros, se los pidió a sus padres pero no se lo podían pagar. Pero ella no se rindió, aun le quedaban diez días para poder inscribirse, así que se fue a la plaza del pueblo y se puso a bailar y la gente empezó a darle dinero y lo uso para pagar esa inscripción.

Cuando consiguió el dinero suficiente, se propuso inscribirse al concurso de baile, y así lo hizo. Diez días después empezó el concurso y consiguió llegar a la final, donde se enfrentaba a los mejores bailarines de la zona. En la final tuvo una caída se lesionó y no pudo acabar la actuación. Ese campeonato lo ganó ese grupo de baile al que ella quería llegar a pertenecer algún día. Ella sabía que el secreto de la felicidad es seguir adelante a pesar de las dificultades y decepciones. Sabía que había perdido esa oportunidad, pero también sabía que no se iba a rendir y seguiría intentándolo las veces que hiciera falta.

Unos días después llego a su casa una carta de ese gimnasio, donde la invitaban a formar parte del grupo de baile del gimnasio, puesto que les había encantado su trayectoria en el concurso y la variedad de estilos que dominaba. Ella por supuesto aceptó la oferta,  por fin lo había conseguido.

A día de hoy, Claudia la coreógrafa de ese grupo de baile ya puede vivir de lo que siempre había soñado, que era bailar. No importa las veces que tengas que intentar una cosa, al final si lo logras, no importará lo duro que haya sido ese camino, pues habrás logrado lo que deseabas.

Anuncios

6 comentarios en “Lucha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s